La mediación es un via o proceso para la resolución de conflictos flexible,  voluntario y confidencial; en el que una tercera persona, el mediador,  cuya actividad es neutral y no de asesoramiento, facilita la comunicación y el dialogo entre las partes en conflicto.

Lo que se pretende con la mediación es que  sean las partes por si mismas, sin intervención de otras personas (jueces, abogados, etc) y de forma activa las que lleguen a un acuerdo satisfactorio para ambas.

Si no llegan a ese acuerdo, queda la via judicial  pero siempre el resultado tiene un efecto beneficioso, por el acercamiento y por la escucha de ambas partes. Es un proceso flexible en el que se pueden hablar  asuntos que no son los, teòricamente, objeto de disputa.

Es voluntario, en cualquier momento puede  cualquiera, abandonar la sesión. Está presidido por la buena fe y por el carácter confidencial. Principios fundamentales que se reflejan una vez que se inicia la sesión, en el acta que se firma.

El acuerdo se puede homologar judicialmente o notarialmente, teniendo todos los efectos legales.

Es un proceso rápido, económico  y siempre satisfactorio.

Sanza realiza las siguientes mediaciones con su equipo de profesionales :